¿Sabes?
Tu cuerpo no necesita comer siempre lo mismo. Hay muchas variables que influyen en la cantidad y calidad de alimentos que necesita tu organismo para encontrarse bien.
¿De qué depende?
– De tu edad
– Forma física
– Herencia genética
– Estado emocional
– Capacidad digestiva
– Trabajo que realizas
– Calidad y cantidad de sueño
Y eso sólo para empezar…
Que todos debamos comer lo mismo y a las mismas horas es un falso mito. Igual que hay coches diésel y gasolina, hay personas que nos encontramos mejor tomando ciertos alimentos y limitando otros. Si tu cuerpo es gasolina, aunque le des el diésel de mejor calidad, no funcionará bien…
No significa que seamos alérgicos o intolerantes a ciertos alimentos, simplemente, hay momentos en nuestra vida que tenemos más capacidad para digerir ciertas moléculas que otras y según nuestro caso, nos beneficiaremos de llevar algunas estrategias a la hora de alimentarnos.
¿Te has planteado la importancia de conocer realmente lo que necesita tu cuerpo y cómo dárselo?
Tú alimentación debería ser totalmente adaptada a tus necesidades, personalizada, teniendo en cuenta el estado en que se encuentra tu organismo y qué te está pidiendo para funcionar mejor.
Si quieres:
– Conocer mejor tu cuerpo y lo que te está pidiendo
– Cómo traducirlo a hábitos diarios de alimentación y estilo de vida
– Acompañamiento profesional en el proceso
Ya sabes dónde encontrarme…
Rocío.
Estoy aquí para ayudarte…