Como ayer fue el día mundial de las legumbres he pensado hacerte un rápido y didáctico repaso de porqué tomar legumbres y cómo.
En principio, yo siempre recomiendo tomar al menos 3 veces a la semana legumbres por su alto contenido en proteínas, fibras, vitaminas y ausencia de grasas. No te voy a aburrir con datos específicos que los puedes encontrar en cualquier enlace.
Me parece más interesante contarte cómo tomártelas para que sean más digestivas y tú cuerpo consiga de las legumbres todas sus propiedades. Ya sabes, el cómo te las comes y las combinas es casi más importante que la cantidad.
Curiosamente, siempre pensamos en las legumbres como en un alimento muy calórico y que engorda, nada más alejado de la realidad. Sólo depende de cómo lo combines en tu vida diaria.
Guisantes( sí, son legumbres), judías, lentejas, garbanzos, judía mung, azukis… hay gran variedad de legumbres con las que ir variando comidas y complementar tu alimentación.
Yo siempre recomiendo que empieces tuneando las comidas con las legumbres que ya conoces y que poco a poco, vayas introduciendo variedades nuevas con diferentes sabores, texturas y propiedades.
Para hacer más digestivas las comidas, debes saber que hay que ponerlas en remojo la noche antes, siempre, y al agua añadirle vinagre o limón.
Evitaremos combinarlas con carne o grasas y las combinamos siempre con mucha verdura que nos va a ayudar a que se digieran mejor.
Para que nuestro planto sea completo, combinaremos las legumbres con cereales como arroz, fideos, quinoa, mijo en una relación de 2/1. Si pones un puñado de lentejas, pones dos de arroz. 😉
Y siempre, siempre, siempre, haremos verduras con legumbres, no legumbres con verduras. Ves la diferencia? Haremos acelgas con garbanzos, no garbanzos con acelgas. Piensa que llevará una base verde y un puñado de legumbres, no un plato de legumbres con un poco de verduras para darle color. Lo ves ahora?
Acuérdate también, que no sólo la puedes comer en guisos, hay muchas formas de combinarlas, como en ensaladas, hamburguesas vegetales, croquetas, humus (cremas de legumbres especiadas), hay un sinfín de elaboraciones muy interesantes para combinar y no repetir siempre los mismos platos…
Espero haberte dado algunas ideas para que te resulten más atractivas y ligeras en tu digestión.
Un abrazo,
Rocío.
Estoy aquí para ayudarte…