Hay muchas causas que provocan el debilitamiento de tu organismo y que producen un desequilibrio, que a largo plazo, pueden producir enfermedades degenerativas, autoinmunes o cáncer.
Aquí te dejo un resumen:
Carencias de oligoelementos, vitaminas, antioxidantes, ácidos grasos esenciales o aminoácidos esenciales.
Situaciones estresantes: según modo de vida, TV, móviles, entorno electro-magnético…
Intoxicaciones alimentarias: excesos de carnes, grasas, azúcares…
Intoxicaciones con metales pesados, amalgamas dentales, tabaco, alcohol, pesticidas, conservantes, colorantes…
Herencia: probabilidad genética a padecer alguna enfermedad.

Todos estos posibles factores pueden hacer que desarrolles una enfermedad, pero en tus manos está cuidarte y evitarlos para tener una buena calidad de vida.

Recuerda que una ausencia de enfermedad diagnosticada no significa que te encuentres bien. Siempre hay una causa para tus síntomas y si hay una causa, hay una solución. Sólo hay que saber y querer buscarlas.
Te invito a que leas, te formes, te intereses en tu salud e inviertas en tener una vida feliz, saludable y larga.
Un abrazo,
Rocío.
Recuerda que estoy aquí para ayudarte