Como lo prometido es deuda, un año más, te dejo algunas recomendaciones básicas y muy efectivas para organizarte un poco mejor en estas fechas de alegría, regalos y excesos.
Voy a organizar mis recomendaciones para que te centres en que puedes hacer antes y después de los días señalados por un lado y cómo controlar lo que comes y bebes en los días clave por otro .
Empezamos?

Antes y después de los excesos:

Planifica muy bien las comidas y cenas que vas a hacer en casa. Ahorrarás dinero y estará mas relajad@. Hazte un calendario con comidas y cenas mas ligeras y digestivas para compensar los posibles excesos que tendrás los demás días. Sé realista.

-Olvídate de bollerías, fritos y salsas grasas. Prioriza en verduras, frutas, agua, batidos verdes y caldos vegetales. Siempre bebe fuera de las comidas, y recuerda: nos limpiamos por dentro igual que por fuera!

Muévete! Haz algo de ejercicio: sube por las escaleras y abandona el ascensor, acuéstate temprano y duerme tus ocho horas, respira profundo, vete a pasear al campo…

Por ahora fácil, no? Tardarás como mucho media hora en hacer el planing de comidas y en una tarde tienes la compra hecha y organizada en casa. Vamos a por el segundo bloque de recomendaciones…

Come consciente pero sin culpas: si te lo comes disfrútalo, pero piensa bien tu elección.

-Come despacio y con tranquilidad. ¡Nadie se va a llevar tu plato! ¡Recuerda que la digestión empieza por la boca!

-Haz comidas pequeñas y ligeras cuando vayas a tener una comida o cena copiosa para compensar y que tu cuerpo no se sienta sobrecargado.

-Bebe agua e intenta evitar bebidas gaseosas y alcohol. Si no, intercala vasos de agua entre unas y otras.

-Si la celebración es en casa o en la calle, elige los entrantes más ligeros y en pequeña cantidad: elige mariscos, jamón serrano, quesos menos curados, mejillones.. y evita los canapés con panecillos y frituras. Ponlos todos en un plato y evita repetir.

-Elige platos con pocas grasas: Asados al horno, verduras al papillote, combínalos con algo verde (que se coma), si es crudo, mejor.

-Intenta no comer mucho pan ni piquitos.

-Si haces en casa guarniciones de almidones: patatas al horno, puré o cremas de boniato… hazlas el día antes y consérvalos en la nevera. Utilízalos al día siguiente, calendándolos con normalidad. Ya te diré porqué.. 😉

-Si hay opción: elige postres digestivos como manzanas al horno, peras al vino o piñas…

-Tómate una infusión digestiva o relajante después de comer. Te ayudará a sentirte mejor.

-Si tomas bebidas «espirituosas», hazlo en vaso largo. Tu subconsciente creerá que estas bebiendo más y conseguirás el efecto contrario. ¡Es el poder de la mente!

Muévete! Antes, durante y después. No estés toda la comida o cena sentado. Serás mas consciente de cómo te encuentras y si estás saciad@ o no.

Espero que estos consejos te ayuden a sentirte genial y disfrutar de las Fiestas.

Rocío.

Estoy aquí para ayudarte.