Ojeando recetas de magdalenas (en mi casa llamamos así a los cupcakes), he encontrado éstas de calabaza super apetecibles y sanas. Ya sabéis, aunque haya pasado Halloween, es la temporada. Son mucho más dulces, sanas y baratas. Lo que os digo siempre, si encima son ecológicas, no le podemos pedir más…
Empezamos con la receta:

Calabazas 2

Ingredientes (para 12 magdalenas):

• 200 gr de harina integral de espelta.
• 1 y ½ cucharadita de levadura química.
• ¼ de cucharadita de jengibre en polvo.
• 2 cucharaditas de canela.
• 180 ml de puré de calabaza (lo podemos hacer asando al horno la calabaza para que saque todo su dulzor).
• 3 huevos eco o de campo ( mejor que mejor)
• 100 ml de aceite de oliva primera prensión en frío.
• 160 gr de azúcar morena.

Elaboración (10” para la mezcla y 20” de cocción)

1. Precalentar el horno a 170º grados.
2. Ponemos los ingredientes líquidos en un bol (huevos, azúcar y aceite) y batimos bien. Añadimos el puré de calabaza y seguimos batiendo hasta que la mezcla quede homogénea. Ponemos la canela y el jengibre.
3. Tamizamos la harina junto a la levadura química y la vamos añadiendo poco a poco a la mezcla anterior mientras seguimos batiendo.
4. Una vez lista la mezcla, preparamos las cápsulas para magdalenas en un molde específico (es aconsejable ya que si no pueden deformarse en el papel y no quedar bien), y vamos rellenándolas hasta ¾ partes de su capacidad con la ayuda de una cuchara o manga pastelera.
5. Horneamos durante unos 20 o 25 minutos, hasta que al pincharlas salga el palillo limpio.
6. Las dejamos enfriar sobre una rejilla, antes de probarlas.

Yo ya tengo claro el desayuno de mis hijos para el cole.
Os animáis?